Ellas mismas, lo que pintan las mujeres

Ellas mismas, lo que pintan las mujeres
Anna Bilinska
«Ellas mismas» es el título del ensayo en el que Ángeles Caso recupera y recorre la trayectoria de ochenta mujeres artistas, de la Prehistoria a las vanguardias, olvidadas por la Historia

Sorprende que una escritora como Ángeles Caso (Gijón, 1959), de la que se sabe a dato cierto que las ventas le han sido fieles -ganadora, incluso, del premio entre los premios «best seller», el Planeta-, acabe «practicando» el «crowdfunding» (micromecenazgo en la red) para sacar adelante este ensayo -histórico y visual- en el que reúne una selección de ochenta artistas más o menos olvidadas por el discurso (oficial) del arte. Ella toma esta decisión -cuenta- tras el portazo de las editoriales al uso que, dado lo que van a leer a continuación, parece que demuestran a veces muy poco ojo, un cierto estrabismo, despiste o llámenlo como quieran, a la hora de pescar en el mar revuelto de las ideas publicables e impublicables.

Digo que sorprende porque el libro se ha editado, al final, gracias a la aportación de 1.600 «donantes» -personas e instituciones-, lo que hace que sea uno de los más apoyados en la corta vida de esta adaptación internauta del «búscate la vida». Luego, siguiendo el método deductivo, al menos a 1.600 potenciales lectores les ha interesado este libro. Si lo hubiera publicado una editorial al uso, 1.600 ejemplares se hubieran vendido. Y 1.600 ejemplares no es moco de pavo, tal y como anda el mercado. ¿Cuánto/as escritores/as soñarían con alcanzar esta cuota de ventas? Se sorprenderían de los nombres de muy alta alcurnia literaria, antaño de éxito fulgurante y millonario, que matarían por esta cifra y sus correspondientes ingresos.

Fosa del tópico

Me pregunto si les echaría para atrás el asunto en cuestión: reivindicar el nombre y la obra de estas ochenta artistas cuyas vidas y obras dan para ochenta novelas con ochenta apasionantes capítulos. Abro paréntesis: aquí hay material para los mejores y los peores remendadores de biografías de calado histórico que ahora tanto se llevan. Cierro paréntesis y retomo el hilo del discurso. Craso error, el de las editoriales al uso, si el motivo del rechazo fue pensar que las mujeres (olvidadas) no venden, porque cada vez son mayores los proyectos, ciclos y runrunes varios que buscan sacar a las damas de la cultura (añadan ustedes de la actividad que sea) del saco del olvido y la fosa común del tópico.

Pongamos un solo ejemplo: te dejas caer por la presentación de una novela de una escritora que escribe sobre otra escritora y salta la liebre de por qué esta mujer, que fue guapa, además de brillante en su quehacer intelectual, acabó fea y desmejorada con el paso del tiempo y de la mala vida. Si hubiera sido un hombre el susodicho, nadie hubiera aportado ese dato de si fue hermoso y acabó hecho un adefesio; todo se hubiera resumido en su valía profesional, y punto. (Pido disculpas por la simplificación del discurso, pero es nada más que una pincelada). Claro, pero es que la Historia la han narrado y la narran, aún hoy, los hombres. Sin exageraciones ni aspavientos queda dicho…….seguir leyendo   Artículo de Laura Revuelta publicado en ABC Cultural

Opinión de Laura Revuelta en ABC Cultural
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Etiquetado en:        

2 pensamientos en “Opinión de Laura Revuelta en ABC Cultural

  • noviembre 2, 2016 a las 10:30 am
    Enlace permanente

    Personalmente me alegro mucho de que, ante tantos obstáculos, hayas seguido adelante con tu proyecto y hayas publicado el libro. Lo tengo sobre la mesilla y todas las noches leo uno de los capítulos (para saborearlo y reflexionar sobre las vicisitudes de la/s protagonista/s antes de dormirme). Antes de ayer leí el dedicado a las monjas medievales y me sorprendió saber todo lo que relatas en él, incluso me ha surgido la idea de profundizar sobre alguna de estas sabias mujeres en un futuro artículo universitario. Realmente enriquecedor, este libro, y muy, muy recomendable.

    Responder
  • noviembre 5, 2016 a las 8:46 pm
    Enlace permanente

    Admirada Ángeles: Permita que le haga llegar mi completa coincidencia con su artículo “Esos cerdos” publicado en el Magazine de hoy 6 de noviembre de 2016 y apostillar su frase: “No dejo de preguntarme cómo es posible que un ser así haya llegado a ser candidato a la presidencia de Estados Unidos”
    Querida Ángeles. De la misma forma que aquí ha llegado, por segunda vez, Mariano Rajoy a presidente del Gobierno.
    Vaya año llevamos, el “brexit”, el No a la paz en Colombia, sólo nos faltaba un machista como Trump al mando del mundo mundial, se lo dice un viejo de 74 años, nieto de una asturiana de Pobla de Lena.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies